joao.jpg

2004-14.11 La Felicidad

 

14.11.2004

(Freiburg)

 

Dejé a Gaby en el tren, iba a en Saint Etiene con la orquesta. (Donde será Saint Etiene?). Regresé rápido a casa.

 

Hola!!! Gritó Inés entrando precipitadamente en casa. Quedamos en almorzar juntos, yo compré verduras, frutas y me tentaron las gambas al ajillo que esperaban pacientemente en el frigorífico. „Por que nó?“ me dije y lo incluí en las compras. Inés quedó encantada de mi idea y las pusó en el sartén. Mientras gozábamos de las gambas conversamos de religión, de flamenco, del bruto de Bush. Sonó el timbre, „Hola“ gritó Alberto, había quedado él en venir para discutir detalles de un artículo que él debe escribir. Discutimos entonces de Sevilla, de Madrid, de la Alahmbra, del bruto de Bush, de Lorca, del Escorial. Se despidió Inés con un abrazo („Que rico“, pensé) y conversamos con Alberto los detalles del artículo. Se despidió Alberto.

 

Hola!!! gritó Gabriel entrando precipitadamente en casa. Hola!!! grité yo desde mi cuarto. „Hola!!!“ gritó Anja. „Que tal?“ grité yo. „Bien“ gritó Gabriel. „Vamos a poner ropa en la máquina de lavar. „OK“ grité yo. Antes de irse subió precipitamente Gabriel, me dio un abrazo („Que rico“, pensé) y se fue precipitadamente, no sin antes maldecir al bruto de Bush.. „Ciao“ gritó Gabriel, „Ciao“ grité yo„, „Ciao“ gritó Anja.

 

A la noche fui a lo de Manuel. Bailé tres horas sin descanso, tomé una cerveza, que me supo a gloria. Al regreso quisé leer, pero me venció el sueño.

 

Hoy, 14.11.2004 me desperté a las nueve, me dí un baño caliente. Pensé en el desayuno, me decidí ir a la esquina a tomar un cafe en leche con croissant. Me vestí, salí. Pensé. Frío. Un sol espléndido. Estalló en mi y me puse a llorar.

 

(Será ésto la felicidad?)