"…I can breathe…"
Encargo de la Philharmonie Essen
(obra dedicada al Ensemble S201 y a George Floyd),
para flauta, clarinete, cello, acordeón y electrónica

A principios del 2020 comencé a componer una obra para el Ensemble S201, a ser presentada en el Festival NOW en Essen. La aparición de la pandemia causada por el virus Corona19 y sus consecuencias económicas y sociales invadieron el espacio intelectual-artístico de todo el mundo. Y entre varios otros eventos, el 25 de mayo, en USA, George Floyd,  afroamericano, fue prácticamente “ejecutado” por policías, en un evento de los más escalofriantes de nuestro decenio. El video que captó ese hecho  circuló mundialmente. La víctima murmuró repetidamente ante sus agresores antes de morir   

“…I can´t breathe…” .

Esta frase me persiguió durante el proceso de creación de mi obra. Me hizo consciente, primero, del privilegio inestimable de poder respirar a voluntad y luego de la importancia de la respiración como factor primero de la vida y la naturaleza. Para mi, para nosotros, el arte, la música, son nuestra manera de respirar.

“…we can breathe…”

Dedico esta obra a la memoria de George Floyd, en espera de que nunca tengamos que repetir aquella  fatídica frase.

La composición consta de dos procesos independientes y complementarios. Los instrumentos ejecutan una partitura, definida en todos sus detalles. En este mundo hiperordenado se escuchan intromisiones aleatorias de samples (grabados por mí con “objetos sonoros de madera y metal”), que alteran la semántica del evento instrumental.

Mesias Maiguashca