Agualarga (1978), para dos pianos, vibráfono y electrónica



Tres constantes sostienen la composición Agualarga.
-un ritmo continuo: la semifusa igual a 232 MM.;
-una malla armónica, que va progresivamente de 440, 220, 110 y 55 Hz. con sus armónicos correspondientes;
-el armónico 5 o 10 de 110 Hz. sirve como señal de sincronización de los dos pianos.
Todos los otros eventos ejecutados por los pianistas son puestos en relación con las constantes mencionadas anteriormente.
Agualarga ha sido vagamente inspirada por la música del mismo nombre de la costa de Esmeraldas, en Ecuador, la cual escuché y grabé en el verano del 1977. Quise recordar lo "alegre" de esa música. Pero lo "bailable" quiso también integrarse y así esta composición es una "casi-danza."
Mesias Maiguashca

Estreno: Herbert Henck und Deborah Richards, Darmstadt, 27 Juni, 1980

Ed. Salabert