Solitarum (1975), para 6 Vocalistas y electrónica
Cantata de cámara con textos de Raquel Jodorowsky

En el verano de 1969 la poeta peruana Raquel Jodorowsky leyó en Quito su ciclo de poemas Alnico y Kemita, que ella denomicó "poesía electrónica". David Johnson improvisó con instrumentos electrónicos fabricados por él mismo.

Me fascinaron la imaginación audaz "science-fiction", la poetización por así decir, del vocabulario severo de la técnica y la ciencia, el lenguaje vivaz y las características evidentemente musicales, escondidas tanto en la gran forme como en los detalles.
Me decidí a componer una obra en una forma histórica (una cantata) con sonidos electrónicos y modulaciones que podrían sugerir la idea de "poesía electrónica".
La composición escrita para el Collegium Vocale Köln, fue estrenada en Witten en abril de 1976. La obra está dedicada a sus intérpretes y a la poetisa. Utilicé ocho poemas de 13.
El resultado es una sonoridad "arcaica", "pseudo-modal", "de edad media". Es como tratar de ver el futuro desde el pasado, pasando sobre nuestras cabezas.

Encargo: Collegium Vocale Köln
Estreno: Witten, 1976